CONIN - IBRAM

Normas Técnicas

Desde 1994, IBRAM desarrolla un amplio programa de apoyo a la participación de las empresas brasileñas productoras de minerales de hierro, minerales y concentrados de cobre y níquel y productos primarios de níquel en los trabajos de desarrollo de normas técnicas ISO y ABNT. Este programa es coordinado por IBRAM – CONIM – Comité para la Normalización Internacional en Minería, con sede en IBRAM-MG. Estas normas son de suma importancia para los proveedores y consumidores de estos productos, ya que sirven para cuantificar sus características de calidad, sobre las que se calculan la facturación, las primas y las multas de cada envío en la interfaz comercial.

Debido a la fuerte participación brasileña en los Comités de ISO, Brasil ya ha acogido reuniones internacionales de los Comités de Minerales de Hierro (TC 102), Minerales y Concentrados de Cobre, Plomo, Zinc y Níquel (TC 183) y Níquel y Aleaciones de Níquel (TC 155).

En los últimos anos, se produjo un intenso cambio en el cuadro de profesionales de las empresas y, en consecuencia, se perdió gran parte de la experiencia más consolidada de elaboración y aplicación de las normas de control de producción y envíos. Atento a ello, y atendiendo a la demanda de las empresas, CONIM ha creado un programa de cursos para capacitar a nuevos especialistas en este campo.

Beneficios de la participación en los trabajos de normalización:

Comerciales 

Permite la defensa de los intereses de las empresas mineras en la fase de elaboración de las normas;

Propicia la ocupación de puestos clave en la estructura de ISO o ABNT.

Planificación Estratégica 

Permite a la empresa evaluar los escenarios y las tendencias tecnológicas y mercadológicas del sector, así como la reacción de los proveedores de la competencia.

Técnicos 

Permite la participación de la empresa en pruebas interlaboratoriales internacionales, lo que constituye un excelente instrumento para medir y mejorar la eficacia de los laboratorios y los sistemas de muestreo;

Promueve el desarrollo técnico y mejora la comunicación verbal y escrita, de sus participantes, inclusive en la lengua inglesa;

Proporciona un estrecho contacto con los competidores y clientes;

Hace aflorar las tecnologías más avanzadas de los sectores implicados.